20141213

Es el tiempo...


Hace diecisiete años, horas más, nevó en Guadalajara. La noche de la víspera llevamos a Elías vestido de «juandieguito», con apenas cuatro meses, al Santuario de Guadalupe; sufriendo la multitud y un frío que entonces era inusitado. Durante la noche y la madrugada estuve escribiendo: me enfrasqué tanto en cerrar las páginas de una etapa existencial e inaugurar otra –sin mucho éxito– que no me di cuenta del fenómeno al otro lado de la ventana. 

Sabiduría Pentathlónica